Contact theSOPAbout theSOPSupport theSOPWritersEditorsManaging Editors
theSOP logo
Published:June 4th, 2007 05:40 EST
Bush describe agenda de desarrollo en discurso previo a cumbre del G8

Bush describe agenda de desarrollo en discurso previo a cumbre del G8

By SOP newswire

Washington – El presidente Bush anunció en un discurso nuevas iniciativas para fortalecer los mercados financieros y aumentar las oportunidades educativas en África.

En declaraciones previas a la cumbre del Grupo de los Ocho (G8), que se celebrará del 6 al 8 de junio en Heiligendamm, Alemania, Bush pidió también al Congreso que duplique los fondos que Estados Unidos destina a la lucha mundial contra el VIH/SIDA y que otorgue fondos para aumentar la ayuda estadounidense al África subsahariana a 8.670 millones de dólares para el 2010.

En el discurso que pronunció el 31 de mayo ante la Campaña de Liderazgo Mundial de Estados Unidos, una coalición de negocios, organizaciones no gubernamentales y líderes comunitarios, el presidente bosquejó la agenda de desarrollo de Estados Unidos: “llevar progreso y prosperidad a países con problemas en todo el mundo”.

“Nos esforzamos por aumentar el acceso al comercio y aliviar la carga de la deuda. Hemos aumentado nuestra ayuda a los países más pobres del mundo y estamos empleando la ayuda para alentar la reforma y fortalecer la educación y luchar contra el azote de las enfermedades”, dijo el presidente.

Bush anticipó también el marco para la elaboración de un nuevo acuerdo internacional para frenar las emisiones de gases de efecto de invernadero.

Promover el crecimiento mundial equilibrado, luchar contra el calentamiento mundial, aumentar la ayuda a África y luchar contra las epidemias del VIH/SIDA, tuberculosis y malaria serán cuestiones de importancia cuando Bush se sume a los líderes de Alemania, Francia, Japón, Canadá, Italia, Reino Unido y Rusia en la cumbre del G8.

Bush manifestó que su mensaje en la cumbre recalcará la responsabilidad común que tienen Estados Unidos y otros países desarrollados de ayudar a los millones que sufren del hambre, la pobreza y la enfermedad.

OPORTUNIDADES POR MEDIO DEL COMERCIO

El presidente dio a conocer también un proyecto nuevo llamado Iniciativa para el sector financiero de África, que proporcionará ayuda técnica a naciones africanas que busquen fortalecer sus mercados financieros.

Además, la Corporación estadounidense de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC) colaborará con la comunidad financiera para crear varios fondos nuevos de capital privado que movilizarían hasta mi millones de dólares para las nuevas inversiones en África, afirmó.

Para septiembre, la OPIC tiene previsto seleccionar los fondos en función de su evaluación del impacto de desarrollo y potencial para el éxito, comunicó la Casa Blanca en una hoja informativa también publicada el 31 de mayo.

“Si a uno le interesa crear empleos, tiene que haber capital disponible. Sirve nuestros intereses contribuir a proporcionar capital a los empresarios africanos”, comunicó el presidente.

Explicó también que el comercio abierto mejorará las vidas más rápido que la ayuda del gobierno. Prometió instar a los otros países en la cumbre del G8 a que ayuden a concluir satisfactoriamente la ronda de Doha de negociaciones mundiales de comercio. (Véase artículo relacionado.)

El presidente elogió la anteriormente anunciada cancelación de la deuda externa de Bolivia, Guyana, Haití, Honduras y Nicaragua al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El banco cancelará aproximadamente 3.400 millones de dólares en pagos al principal y mil millones de dólares en pagos futuros de interés, de acuerdo con fuentes del BID.

“Si a uno le interesa ayudar a los pobres, tiene sentido que el mundo desarrollado cancele la deuda, y es lo que Estados Unidos seguirá haciendo”, explicó.

EDUCACIÓN Y SALUD

Para hacer uso de las oportunidades económicas la gente en los países en desarrollo necesita tener acceso a una buena educación, manifestó el presidente. Pidió al Congreso que proporcione 525 millones de dólares en los próximos cinco años con el objetivo de proporcionar educación básica para cuatro millones de niños en África y en todo el mundo.

En el 2002, el presidente Bush anunció la Iniciativa de Educación Africana, que ha proporcionado aproximadamente 300 millones de dólares para mejorar las oportunidades educativas para niños y niñas africanos. El presidente dijo que para el 2010 se invertirán otros 300 millones.

En declaraciones el 30 de mayo en la Casa Blanca, el presidente pidió al Congreso que duplique el compromiso inicial al Plan de Emergencia del Presidente para la

Lucha contra el SIDA (PEPFAR) de 2003 y asigne 30 millones adicionales para la lucha contra el VIH/SIDA que devasta a muchos países en desarrollo (Véase articulo relacionado.)

AYUDA Y TRANSFORMACIÓN

En sus declaraciones el 31 de mayo, el presidente recalcó que el objetivo de la ayuda para desarrollo de Estados Unidos es lograr resultados concretos, mensurables, y ayudar a los países en desarrollo a forjar instituciones democráticas y desatar su potencial humano.

Citó la Cuenta del Desafío del Milenio, una asistencia estadounidense que proporciona ayuda a aquellos países que aplican reformas democráticas, luchan contra la corrupción invierten en sus pueblos y promueven la libertad económica.

“No damos ayuda a ningún país cuyos líderes roban fondos”, indicó Bush.

El presidente aseguró que, desde que asumió el cargo, Estados Unidos ha más que duplicado su inversión en el desarrollo en todo el mundo. Empezando con 10.000 millones  dólares en 2000, la ayuda pública de Estados Unidos alcanzó 27.600 millones de dólares en 2005. Según datos preliminares, se aproximaba a 23.000 millones de dólares en 2006.

Según un estudio reciente, la ayuda de Estados Unidos para el desarrollo es solamente una fracción de la participación total de Estados Unidos en el mundo en desarrollo, y la mayoría de la ayuda exterior estadounidense se distribuye por medio del sector privado. De acuerdo con el informe, Estados Unidos es el principal donante de ayuda en términos absolutos y el séptimo más grande en proporción al porcentaje del ingreso nacional bruto. (Véase artículo relacionado.)

Para más información, véase Cuestiones mundiales.

Por Jaroslaw Anders
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington